Tuesday, May 02, 2006

KONICHIWA

Tengo mucho que contarles porque tengo un mes sin verlos y un mes sin poder escribir mucho, no se ni por donde empezar a contarles todas las cosas que me han pasado acá en la tierra del sol
naciente, Nihon que es el nombre oficial, y que se deformo al transcribirlo a diferentes idiomas, especialmente al idioma malayo que se transformó en Japang… sipues. ….la cosa es que es el sol naciente del oriente, que es donde nace el sol… duhh!.

El viaje estuvo bueno, mucho, muy largo pero entretenido, en los USA, pensamos con Ali (que es el otro becado) que nos iba a dejar el avión, y entonces tuvimos que correr, que si no habíamos cambiado la hora a la local y estábamos 1 hora antes. Nos acomodaron en el lounge de Japan Airlines, con snacks y bebidas gratis, había hasta Perier y unos quesitos muy ricos que todavía me quedan uno que otro, si me traje como 10 y que?
No eran gratis pues?
Luego en el avión de Japan Airlines tuvimos que estar 15 horas sentados, no se sintió. El sistema de entretenimiento de ese avión lo quisiera yo para mi house, muy bueno, cada quien con TV personal y con control remoto, se podía elegir entre casi 20 pelis diferentes, noticias(en japonés), vista desde la cabina del piloto, vista hacia abajo del avión, y lo mejor como 10 jueguitos como de nintendo,… bueno, bueno… me eche 3 pelis, (licas en español de España): Eón flux, la de la Geisha, Goodnight and good luck, creo que otra pero no miacuerdo. Se pasaron las horas volando, (lit.) no vimos noche en 24 horas, llegamos al fin a Japón y encontronazo con la barrera del idioma, claro si no hablan mas que en japonés, y al llegar a la banda de maletas había un rotulito que decía Páez san, Lara san (la otra becada), y otras cosas en japonés, preguntamos y nos mandaron a un mostrador donde nos avisaron que se habían extraviado las maletas, jijos (hijos de su maye en mexicano).
Antes de salir del aeropuerto tuvimos que hacer papeles para lo de las maletas y yo que todavía no me se la dirección de la residencia, en ese momento menos, un gran rollo, al fin nos dieron 10mil yen por las molestias y para que me comprara calzonios, suena mucho pero aquí se van rápido, muy, muy rápido, (son mil pesos).
Luego nos (con un venezolano) llevaron en taxi hasta le residencia y nos metieron a nuestro cuartito, y hasta mañana.
El cuarto es chico pero alcanza, eso si, nadie puede estar metido mucho tiempo en su cuarto que le da claustrofobia, había mucho frió y no sabia como se usaba la calefacción, que realmente todavía no se como se usa.
Lo peor fue que al otro día me di cuenta que no tenia mi pasaporte, lo había dejado en el taxi. Gracias a dios estamos en Japón y basto un par de llamadas y un par de días para que el taxista lo fuera a dejar sin ningún problema.
Las maletas las recibí como tres días después de que llegue, (ósea tres días con la misma ropa), pero todo bien, creo que se quedaron con un par de bolsitas de café, pero que les aproveche.

Bueno ya les conté la aventura del viaje, espero que no se me hayan dormido,
Otro día les cuento más.

Si pueden escribirme ya sea a mi correo o aquí les agradezco mucho, que se siente uno acompañado

Links to this post:

Create a Link

<< Home